La tortura de meter un bebé en el coche!

Bebe en el coche

La tortura de meter un bebé en el coche!

Eres madre primeriza, te cuentan mil pros y contras sobre la maternidad, pero se dejan este punto clave???? Exacto! Estoy hablando de la tortura que supone meter un bebé en el coche. Y es que nadie se plantea mínimamente que el recién nacido pueda pueda llegar a odiarlo hasta este punto. De hecho todos coinciden en qué los niños se duermen o se relajan. YAAAAAAAA, espera que me río! jajajaja ¿que se duermen? Se puede saber quien se inventó esa frase?

Pues gente, ese caparazón con ruedas fue y es aún el martirio de mi vida.

 

Recién nacido en el coche

 

Cuando Mimi nació creo que el regalo que me hizo fue un cupón de 4 o 5 viajes en coche relajados. Básicamente me sirvieron para ir del hospital a casa y para la revisión de los puntos a urgencias un par de veces. Después el DEMONIO ANTI-COCHE entró en ella y se acabó el final feliz.

 

A ver quien llora más…

 

Llorábamos, ella y yo. De hecho aguantaba en el coche unos 5 minutos bien, más un tiempo suplementario de unos 3 minutillos más quejándose (según el día), que a continuación se convertían en llanto histérico (del plan muy roja y sin respirar). Lógicamente no podía mínimamente verla de estas maneras, yo, su madre, que no la cogía en brazos ni le daba el pecho. MALA MADRE!

Sentía que me centraba en mis necesidades, no en las suyas.

Mucha gente me llamaba EXAGERADA… PERO POR FAVOR! Ese pequeño ser acababa de salir de una barriga donde vivía con el «todo incluido» para después aterrizar en un mundo que no podía entender. Un lugar lleno de sensaciones nuevas y para las cuales yo era su único punto de estabilidad.

Welcome al planeta Tierra

 

Un bebé siente y basta. Así que deberíamos darle la oportunidad de temer una experiencia positiva de este mundo nada más llegar. Todo lo que registrará influenciará la percepción de todas sus próximas experiencias. Lo dice la ciencia, os lo prometo ^^ Así que hay que dejarle claro que la vida es algo maravilloso, no una pesadilla.

Todo tiene su momento, los bebés pasan por fases, crecen, llegan a adaptarse y a entender el mundo que les rodea, pero no a la fuerza. Ese no es el modo. No todos están diseñados para permanecer atados una hora en el coche. Por qué forzarlos entonces? Porqué tengo ganas de irme de compras?

Que cada una haga lo que crea con su baby, yo nunca me arrepentiré de haber sido «esa madre exagerada«. Decidí crearla, traerla a este mundo y seré una hippy por lo que a maternidad se refiere, pero amo la psicología positiva, la crianza respetuosa y prácticamente dar la mano a mi hija en su crecimiento, en vez de dirigirla con la batuta.

Final feliz?

 

Os preguntaréis como acabó la historia del coche. Pues al final cada 7/10 minutos nos parábamos, le daba el pecho, paseábamos o intentaba dormirla. Un día acabé llorando al verla al límite de la desesperación y no poder cogerla en brazos (estábamos en el autopista). Supongo que entre las hormonas y el hecho de que era tan pequeñita se me fundió la neurona y me explotó el corazón.

Hemos llegado a ese extremo solamente 2 veces. De hecho para ir a ver a mis suegros que están a media hora de casa podíamos tardar 1 hora y media o 2 en llegar. Y eso teniendo en cuenta que era aún la fase en que podíamos apoyarla en la sillita del coche cuando se dormía. Más adelante la cosa degeneró. Exacto, cuando crees que la cosa no puede ir a peor… empeora 😀

Así que el coche se cogía solamente cuando era imprescindible. Pensad que cuando tenía 5 meses nos fuimos de vacaciones a Ibiza. No vimos nada, sólo la capital, y porque la teníamos a 15 minutos en coche desde el hotel. Os dejo el post de Vacaciones con niños – consejos, probablemente os servirá xD

 

¿Mejoras a los 6 meses?

 

Por suerte los bebés crecen. Después de los 6 meses Mimi aguantaba bien 10 minutos y te daba 10 extras de quejas. Lo bueno es que podías distraerla con algún muñequito. De hecho todo estaba calculado, hasta el orden de los muñecos… el Buhito musical era el que más le atraía así que lo dejaba para el final. Cuando estaba a punto de cantar la última canción ya buscábamos un sitio donde parar.

Parecía que la cosa mejoraba, pero apareció una nueva variable. EL SUEÑO! Mimi decidió que ya no le gustaba dormir solita de día, así que tenía que hacerlo en brazos, por lo tanto a la qué la apoyaba en la sillita del coche abría los ojos y vuelta a empezar con la teta y el percal que suponía dormirla. Encima era una época en la qué empezaban a molestarle los ruidos, por lo tanto en la carretera se despertaba Un percal. Conclusión: salíamos de casa cuando se acababa de despertar para que estuviese fresca como una rosa.

Pero vaya viajes…

 

Y encima aguanta lo que dice la gente…

 

Quizás no habéis deducido uno de los puntos clave del «problema – coche», y es que ya no podíamos salir de noche. Con un bebé imposible de apoyar e hipersensible a los ruidos, tener que coger el coche para ir arriba y abajo de noche era prohibitivo. Así que aún ahora que tiene 16 meses no salimos de casa después de las 20.00, peor que los abueletes.

Y sí lo hecho un poco de menos, pero soy consciente de que es una cuestión de tiempo poder volver a salir, y ahora mi gran prioridad es Mimi. Lo que más me molesta son los comentarios de la gente… pero digo yo ¿Qué les importará a los demás que me quede en casa con mi hija? ¿Les molesta tanto? ¿Tanto me necesitan?

Santa paciencia cuando personas que no vienen a cuento tocan las santas narices diciéndote qué es mejor para ti y tu hija.

 

¿Os suenan…?

 

… No puedes anular tu vida y girar entorno al bebé.

… Déjala llorar un poco en el coche y ya verás como entiende que tiene que quedarse ahí.

… Tienes que dejarla a los abuelos, llorará un poco pero se tiene que acostumbrar.

… Está demasiado pegada a ti, ¿Cómo lo haríamos si te pasara algo y no estuvieses? – esta es una de las mejores… les soltaría tal parrafón que mejor me quedo calladita… a quien se le ocurre soltar estas cosas? soy su madre, obvio que si me sucediera cualquier cosa sufriría, y obvio también que se acostumbraría, porqué los bebés se adaptan super rápido a todo. Pero no por ello voy a impartirle pequeñas lecciones de sufrimiento «por si las moscas, así te acostumbras a llorar al tun tun aunque no lo entiendas; hija mía». Lo que hay que aguantar…

 

Mi situación actual – Mimi con 16 meses

 

A 9 meses ocurrió un milagro! Se durmió en el coche! Le puse de fondo las canciones de youtube y se durmió. Casi lloro de la emoción! No lo repitió durante alguna semana, pero ahora que tiene 16 meses tenemos la certeza de que si calculamos a qué hora le toca la siesta podemos llegar a viajar hasta 1 hora y media con ella.

Cuando está despierta puede aguantar decentemente media hora, más unos 15 minutos quejándose y con alguna canción de youtube. El único momento en el qué ve una pantalla. En casa tenemos la televisión prohibida cuando ella está despierta (excepto durante la cena de los viernes), pero en el coche me rendí… tenía que conseguir llegar a aeropuertos lejanos y el único modo era atontándola 10 minutos con youtube.

Os puedo asegurar que es mi última opción, y antes de eso me paso 40 minutos currándome la animación para una niña que odia por encima de todo estar atada (no le gusta ni siquiera el cochecito). Nuestra gran fortuna es que ama los libros, así que ya me veis a mi cada vez que cogemos el coche con un mochilón repleto de cuentos.

Resumiendo la situación actual…

 

Parece que la cosa va mejorando visto que hemos quintuplicado el tiempo de viaje – sin paradas respecto a un año y medio atrás. Las noches siguen siendo prohibitivas, no sé por qué pero de día conseguimos que se duerma en el coche, de noche lo hemos probado varias veces pero llora y llora y llora… por lo tanto seguimos como monjes de clausura 😛

 

RECORDAD QUE ME ENCANTA LEER VUESTROS COMENTARIOS! ^^ Así que a soltarse la melena!

 

SI QUIERES UNA MATERNIDAD INNOVADORA, CREATIVA, DIVERTIDA Y UNA CRIANZA RESPETUOSA…

!SUBSCRÍBETE!

Este blog te sorprenderá con actividades infantiles, métodos educativos que no conocías y mis experiencias sin filtros!

Volver al inicio

Si te ha gustado este artículo quizás te interesaría leer Volar con tu bebe sola – trucosVacaciones con niños – consejos o Vacaciones con un bebé.

Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

No olvides COMPARTIR el post 😉
mimitosenelcaos
mimitosenelcaos@gmail.com

Hola! Soy Nai, una madre bloguera! Amante de una maternidad innovadora, creativa y una crianza respetuosa. Te cuento mis trucos, experimentos y mi experiencia sin filtros con un toque de humor! Lista para una maternidad diferente?

3 Comments
  • Mónica Hdez
    Posted at 19:55h, 13 julio Responder

    Hola buen día, qué gusto encontrar otra mamá con mis mismos problemas, jaja reí un montón con tus anécdotas por que mi bebé de 5 meses está igual que tú hija, todo me ha pasado así que espero que con el pasar del tiempo el salir de casa sea menos torturador, por lo pronto trato de salir hasta las 18-19 HRS que el sol ha bajado por que aquí hace demasiado calor, y volver a casa. Alas 21 HRS por que si no es una lloradera jajaja pero bueno, que buen blog te seguiré , saludos desde ciudad Juárez Chihuahua, México

  • karyna Zapata
    Posted at 21:22h, 01 marzo Responder

    Me pasa y como no tenemos carro me lo llevo en la mochila siempre y aún así la gente se queja y te «aconseja»
    Tiene 12 y de a pocos volveré con el coche. Pero el invierno en el polo norte es horrible así que tampoco me queda mucha solución

    • mimitosenelcaos
      Posted at 23:31h, 01 marzo Responder

      Menos mal que no soy la única :p Yo también iba con la mochilita por todas partes… pero bueno, tampoco es que le gustase mucho. Por cierto, lo del polo norte lo dices en serio? Vives por ahí arriba?

Post A Comment