La maternidad es como el sexo. A esas amigas no-madres

la maternidad es como el sexo

La maternidad es como el sexo. A esas amigas no-madres

A esas amigas no-madres. Porqué solo cuando tienes a tu bebé entre los brazos ves como la crianza no se basa en una lucha de poderes, sino en la pasión más altruista por ayudar a otra persona a desarrollarse a 360 grados dándole la mano y no friéndola a bastonazos.

 

A esas amigas no madres. Pero también a esas maestras, expertos y muchos más que metería en el mismo saco…

Esas madres incapaces…

Soy del 1990, tuve a mi hija a los 26. Aunque muchos no se lo creen la busqué con muchas ganas y pum! Positivo gracias a un test caducado a los 25 años. Y es que mi paso por el extranjero se convirtió en un curso acelerado sobre «como vivir la vida». No necesité esperar a los 40 para desear hijos (ojo, que ese era mi plan antes de venirme para Italia xD).

Trabajé en escuelas infantiles durante un tiempo antes de ser mamá. En esos años fui la típica maestra que en el fondo, sin decirlo ni reconocerlo, creía saber mucho más que todas esas madres a las que les llegaba un bebé y no tenían ni idea de que hacer con él. Esas madres que muy a menudo no conseguían vestir al niño para irse a casa y se pasaban horas en la entrada de la escuela para convencerlos a ponerse los zapatos, a subir en el cochecito…

Pero si a mi me costaba la mitad del esfuerzo y del tiempo! No tenían autoridad delante de sus hijos, no eran del todo capaces!

Todo eso no es algo que pensase, sino algo inconsciente que llevaba dentro y que he concretizado recientemente.

Ahora soy madre y todo está más claro que nunca. Todo.

Amigas mías, si me estáis leyendo, entiendo perfectamente que penséis que se me va la olla, que soy una blanda o incapaz de lidiar con la crianza de mi hija. Por ahora solo os puedo decir que yo estuve en vuestro lugar, pero vosotras aún no habéis llegado al mío =P

 

Esas maestras no-madres jamás serán perfectas

Lo que más me sorprende desde que parí a mi hija es que personas no-madres puedan llegar a ganarse el pan gestionando la educación de los niños. Pero si realmente no tienen la mínima idea de lo que son! De su importancia! De como educarlos, del ser delicado que tienen entre manos! Y quien dice maestro dice psicólogo, dice pedagogo, logopeda… lo que sea!

Vale vale, me estoy pasando, sobretodo con el título xD

Pero en serio. Por mucho que estudien pedagogías alternativas, disciplina positiva o lo que sea… un hijo es otra cosa. No es un alumno. Y solo entendiendo qué significa realmente un niño la labor de maestra se encarrilará por el sendero adecuado.

Seré clara «Te gustaría que tu sexólogo fuese vírgen?» XD No; verdad?

No me mal interpretéis. Hay maestras de 10. Las he visto y me he enamorado. Pero si no han sido madres siempre les faltará ese puntito pequeñito como una peca de comprensión.

 

La maternidad es como el sexo

Mejor no podría definirlo.

La maternidad es como el sexo. Si no lo sientes, no puedes entenderlo.

Cuando teníamos 12 años veíamos escenas en el cine de todo tipo: besos románticos, sexo apasionado, esas miradas, esas caricias, esos primeros planos…

Y imaginábamos e imaginábamos creyendo que sabíamos exactamente de qué iba la cosa.

Ahora tenemos claro que el sexo real se parece más a los documentales de leones del National Geographic que a todo ese postureo que nos disparan por la tele. Pero sobretodo somos conscientes que nadie en esta vida se podría imaginar como es realmente el sexo sin antes vivirlo.

Un beso (bien dado xD) te pone a mil. Es la cosa más W-A-W de este planeta. Y eso no lo puedes entender solo con una peli, solo con mil explicaciones científicas.

Es IMPOSIBLE llegar a entender QUÉ SE SIENTE sin vivirlo.

Me vais pillando? Porqué ser mamá es exactamente lo mismo.

 

Aunque tu edad cronológica sea de 30 tu edad maternal es de 5 años

Esto suena a insulto pero no lo es xD

La MATERNIDAD está un peldaño más por arriba en la escala de madurez.

Seguramente tú, con tu experiencia, aún te queda un poco de ese «sabioncillo» que todos tenemos dentro. Ese pequeño impulso, claro como el agua, que te dice «esta tía no tiene la más mínima idea de lo que dice xD si supiese lo que yo sé».

Si inconscientemente crees que lo sabes todo, que las madres estamos equivocadas, que se nos va la olla y estamos encegadas, atontadas, irracionales, incapaces, manipuladas por nuestros hijos, etc etc etc… me sabe mal soltarte esta frase que seguramente odias tanto como yo…

«Lo entenderás cuando serás mayor»

Soy la primera a la que le repateaba escucharla XD Es curioso como contra más pequeño eres más preparado para la vida te sientes. Crees saberlo todo. De hecho la frase «solo sé que no sé nada» me parece la más sabia de este planeta.

Contra más grandes nos hacemos más conscientes nos volvemos del hecho que en realidad de esta vida podemos tener pocas certezas.

Que las palabras «justo» o «equivocado» no tienen sentido. Hacen parte del verbo «juzgar», pero no tienen sustento alguno. Se trata solo de puntos de vista y de elecciones. Cada uno piensa lo que quiere, según su realidad. Y en base a ello elige el camino por el que seguir su viaje.

 

Las cosas más importantes de la vida son invisibles para los ojos pero intensas para el corazón.

La de veces que la hemos oído, y la de veces que la hemos odiado! Pero por desgracia es algo inevitable.

Cuando en un grupo de no-madres recibo esas miradas y comentarios que lo dicen todo. Me parece la misma situación que se puede dar con un niño de 5 años que quiere irse a jugar con un desconocido que le ha enseñado su perrito.

Su madre le dirá «no puede ser, vete a saber quien es», pero el niño tendrá más que claro que se trata de una buena persona. Porqué los peques son así, inocentes y puros. Y visto su momento evolutivo ciertas cosas no las pueden entender.

Pues con la maternidad es exactamente igual. Amiga mía, lo entenderás cuando serás madre ^^

Las cosas más importantes de la vida son invisibles para los ojos pero intensas para el corazón.

Así que amiga, si me lees, por favor concédeme una segunda oportunidad para dejar que me explique cuando seas madre. Sé que he sido bastante cañera. Pero en serio, no te estoy criticando, te miro como lo haría una mamá a su hijo de 3; con amor y con la certeza que con el tiempo llegarás donde estoy yo y lo verás todo más claro.

 

Cuando estaré contigo seré una mamá aún más imperfecta si se puede!

Sí, amiga mía.

Toda madre es súper consciente de cuando lo está haciendo bien y cuando lo está haciendo mal.

Es fácil apuntar el dedo o los ojos y pensar «anda… mira lo que le ha dicho a la niña, mira lo que hace su hija…» etc.

Pero una cosa es lo que hagamos día tras día y otra muy diferente que al querer distraernos de la cotidianidad podamos «malcriar» al niño durante una o dos horas en las que salimos con vosotras xD

Y es que el trabajar 24 horas tiene tela telita.

Digamos que desde que parí a mi hija no he podido sentarme a respirar tranquila. Porqué si la vida te concede algún pequeño lapsus de tiempo no tiene nada que ver con la vida despreocupada de una no-madre.

El tiempo de las madres está limitado.  Y cuando sabes que tienes «solo una hora», no estás tan tranquila como cuando te echabas al sofá hasta que te crecían telarañas en los sobacos.

Hay días que nos sentimos las mejores madres del mundo, otras que se hace lo que se puede y otras que simplemente intentamos sobrevivir sin dejar cadáveres por casa xD

Nuevamente, lo entenderás mucho mejor cuando serás mamá.

 

Ser madre y ver la vida finalmente a color

Un día eres una chica llena de planes para TU futuro, ideas, propósitos…

Después te conviertes en madre.

Tu hijo tira por el suelo todo lo que has aprendido del mundo hasta el momento y toca reconstruir todos tus valores, tus ideas, ideales, creencias. Y TODAS ESAS CERTEZAS!

Te vuelves más adulta que nunca en tu vida, maduras, eres más segura de ti misma. No solo entiendes, sino que interiorizas que tu vida es tuya. Finalmente te da realmente lo mismo lo que piensen de ti, tus dinámicas, tu familia. Jamás lo habías tenido todo tan claro y te sientes bien. No necesitas gustar a nadie para ser feliz.

Y ya sé que piensas que tu tampoco, pero por desgracia hasta que no acabas de cortar del todo el cordón umbilical con tus padres creando tu propia familia, siempre estarás un poco atado a las opiniones de los demás.

Te prometo que verás el post de color rosa en vez de rojo vivo cuando seas mamá. Porqué no se trata de una crítica. Simplemente de una anécdota que cuento para que otras madres que están en mi lugar no se sientan solas. A veces puede resultar un poco pesado no encontrar a alguien que te diga «anda ira, a mí me pasa lo mismo»

Y es que mal de mucho consuelo de tontos xD

^^Feliz maternidad!

 

Cuéntame que piensas en los comentarios ^^

Para una maternidad innovadora, respetuosa y creativa…

!SUBSCRÍBETE!

ESCRIBE AQUÍ TU MEJOR E-MAIL ^^

Volver al inicio

Si te ha gustado este artículo quizás te puedan interesar

Madre 24/7 – no lo voy a repetir

Amor de madre. La química que no me esperaba!

Mi experiencia de parto inducido por colestasis

Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

No olvides COMPARTIR el post 😉
mimitosenelcaos
mimitosenelcaos@gmail.com

Hola! Soy Nai, una madre bloguera! Amante de una maternidad innovadora, creativa y una crianza respetuosa. Te cuento mis trucos, experimentos y mi experiencia sin filtros con un toque de humor! Lista para una maternidad diferente?

4 Comments
  • Ana
    Posted at 10:39h, 07 noviembre Responder

    Pues… no estoy nada de acuerdo! Está claro q nadie mejor que su padre y yo sabemos cómo darle amor a nuestra hija, cómo calmarla, cómo hacerla reír… pero en cuestiones prácticas las educadoras de nuestra escuela infantil son unas cracks. Llevan años tratando a diario con niños de diferentes edades, distintos caracteres… nos han ayudado con el tema socialización, comidas, horarios de sueño… entre q nosotros somos primetizos y mi hija duerme pocas horas, es muy suya para comer y otras peculiaridades q no la hacen precisamente una niña fácil de criar pues… tengan hijos o no nos han ayudado a los 3. Otra cosa es cuando viene gente q no tiene ni idea, ni sha cuidado nunca un sobtino siquiera, a dar lecciones. O los que han criado hace 40 anosy vienen con ideas no solo desfasadas, sino dañinas.

    • mimitosenelcaos
      Posted at 22:31h, 10 noviembre Responder

      ^^ te agradezco el comentario. Me encanta tener también otros puntos de vista por aquí 🙂 En realidad mi comentario sobre el «no tener ni idea» es más por el hecho de que es imposible entender el sentimiento de «madre» si no se pasa por ello. Se pueden tener muchísimos conocimientos sobre pedagogía, como leíste yo soy maestra por lo tanto he «ayudado a muchas familias» a nivel práctico. Pero hay algo (para mí) que les faltará siempre a esas personas. No llegarán a entender al 100% la infancia porqué les falta vivirlo desde el punto de vista más profundo, el de la maternidad =P

      Pero vamos, que todo son puntos de vista ^^ y si te han ayudado me alegro mucho, de hecho durante mis años de trabajo he visto a padres realmente muy perdidos y sé que las maestras somos un punto de apoyo muy grande.

  • Beatriz Serrato
    Posted at 16:16h, 04 noviembre Responder

    WOW! Oye no somos ese tipo de siamesas que piensan lo mismo y viven separadas? xD Me toca sentir exactamente lo que te ha sucedido, supongo que a todas las madres nos pasa.

    • mimitosenelcaos
      Posted at 14:35h, 05 noviembre Responder

      Jajajajaj Me encanta tu comentario!

      Pues vete a saber! No tendrás un colgante igual al mío que nos dieron al nacer? XD De todos modos creo que es bastante común oír estas cosas. Pero como con los niños pequeños se necesita paciencia, los adultos también estamos creciendo 😛

Post A Comment